0%

Let It Be: “El Muro de Sonido que separó a The Beatles”


De cara al estreno del documental ‘The Beatles: Get Back’, repasamos el proceso que llevó a que ‘Let it Be’ sea el último álbum editado por los cuatro de Liverpool.

El mismo fue el penúltimo disco de estudio grabado por la banda antes de ‘Abbey Road’ (1969) y estuvo pensado como el combo de canciones que “traería de vuelta” a los Beatles de antes.

La consigna de este material se basaba en ‘Get Back’, una idea que Paul McCartney tenía para volver al sonido auténtico del cuarteto, alejado de las canciones con arreglos orquestales que los caracterizó desde Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (1967), cuando los Beatles dejaron de hacer giras y shows en vivo.

Debido a eso, la intención del grupo era retornar a los escenarios, luego de 3 años, y componer nuevas canciones de rock, dejando de lado los procesos experimentales de los últimos álbumes.

De ‘Revolver’ (1966) hasta ‘The White Album’ (1968), el grupo logró con éxito reinventarse y desafiar los límites de sus capacidades creativas.

Después de la ‘Beatlemanía’, Paul McCartney y John Lennon fueron claros al decir que los shows en vivo eran una pérdida de tiempo, porque la verdadera aventura estaba en experimentar en el estudio de grabación.

Desde ese entonces, los Beatles hicieron álbumes conceptuales como ‘Stg. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’ (1967), musicalizaron su películas ‘Magical Mistery Tour’ (1967) y lanzaron videos musicales psicodélicos para “Strawberry Fields” o “A Day in the Life”, que fueron toda una nueva puesta en escena para el grupo que se colocaba a la vanguardia de las tendencias visuales y sonoras de esa época.

Para el año 1968, los cuatro se reunieron con su productor George Martin, para las tensionadas sesiones del disco ‘The Beatles’, más conocido como “El álbum blanco”.

En ese entonces, la prensa y el público centraba su atención en la vida privada de sus principales compositores: Lennon/McCartney.

John comenzaba su muy publicitado matrimonio con la artista japonesa Yoko Ono, mientras que Paul contrajo nupcias con la fotógrafa norteamericana Linda Eastman, quien ya era divorciada y tenía una hija.

Los medios sensacionalistas en EE.UU creaban todo tipo de rumores acerca de sus parejas y se especulaba sobre el futuro del grupo, a causa de estas relaciones.

Por su parte, en Inglaterra, estos romances no cayeron nada bien en el grueso de esa sociedad, debido a que “sus chicos predilectos” se casaron con “excéntricas mujeres”.

El resultado del “White Album” es considerado como el disco más oscuro y agresivo de la discografía Beatle, quienes tenían que hacer algo al respecto, para salvarse de ellos mismos.

Entonces, en Enero de 1969, McCartney contrató los servicios del director Michael Lindsay-Hogg, quien grabó las sesiones del disco ‘Get Back’, que terminó siendo la película y el álbum ‘Let it Be’ de 1970.

El mismo muestra momentos en que los músicos grababan las canciones, discutían entre ellos durante los ensayos y luego concluyen con el histórico show en la azotea del edificio de Apple Corps.

Una vez concluidas las sesiones y el rodaje cinematográfico, todo lo grabado tenía que ser montado, primero para salir como álbum y luego como película.

Para el año 1969, John Lennon y Yoko Ono encabezaban una cruzada en contra de la Guerra de Vietnam y lanzaron el sencillo “Instant Karma”.

Ese fue el primer tema de Lennon fuera de los Beatles, con su proyecto denominado Plastic Ono Band, que contó con la producción de Phil Spector.

Spector era un aclamado y temido productor de grandes hits de inicios de los años 60s, como “Be My Baby” (1963) de The Ronettes y “Then He Kissed Me” de The Crystals.

Un verdadero personaje que contaba con una particular manera de grabar canciones, utilizando su técnica “Wall of Sound” (Muro de Sonido), que consistía en la superposición de capas de audio en los canales de la consola, utilizando a numerosos músicos tocando al mismo tiempo, una y otra vez, en una toma seguida para lograr potencia en la mezcla final.

Phil Spector

Phil Spector contaba con los mismos músicos para la mayoría de los trabajos que hizo en los sesenta y a esos sesionistas se los denominaba “Wrecking Crew”. Los mismos que luego grabaron discos como ‘Pet Sounds’ (1966) de los Beach Boys, bajo la dirección de Brian Wilson, quien estaba obsesionado con Spector.

Tras haber grabado el que sería el último disco de los Beatles (‘Abbey Road’), John Lennon le pide a Phil que mezcle las canciones de ‘Let it Be’ y éste no dudó en utilizar su vieja técnica de arreglos.

De esa manera, se contradecía a la idea original de Paul, de que el disco suene natural y con el sonido emitido por los cuatro integrantes, más los teclados de Billy Preston, quien grabó con ellos.

El resultado final enfureció a McCartney, quien se molestó por las cuerdas orquestales, la inclusión de vientos y los coros femeninos que se escuchaban en el disco.

Su canción “The Long Winding Road” fue mencionada como una de las principales causantes de la posterior renuncia de Paul a The Beatles. El sueño había terminado.

El disco no se llamó ‘Get Back’ y la película ‘Let it Be’ se estrenó en los cines tras la separación de los Beatles y dejó un sabor agridulce en sus fans, quienes vieron la caída de sus ídolos, en forma de reality show.

En 1971, la película ‘Let it Be’ ganó el Premio de la Academia por Mejor Canción Original, pero ninguno de sus integrantes fue a la ceremonia a retirar la estatuilla dorada. En su lugar fue el productor Quincy Jones, por razones desconocidas.

En Noviembre del 2003, McCartney pudo sacarse la bronca y lanzó el compilado de temas de ese álbum, al que tituló ‘Let It Be…Naked’, donde se aprecian las canciones limpias, sin la mano de Phil Spector.

Por otra parte, el 25 de noviembre de 2021, el director Peter Jackson lanzará una docuserie sobre las sesiones de ‘Get Back’, que consiste en mostrar la mejor cara de esa etapa, que según Ringo Starr: “No fueron tan malas como se pintaron”.

El adelanto de este nuevo material, se puede ver que los Beatles tenían que grabar 14 temas en tres semanas y ofrecer un show en directo para la TV.

Pero las cosas se complicaron, con un George Harrison que renunció a la banda, debido a que sus ideas no eran tenidas en cuenta. Luego retornó y como no llegaban con las canciones ni al recital televisivo, tuvieron que improvisar, tocando en el techo de Apple Corps.

El 25 de noviembre de 2021, unos 50 años después, se espera conocer la verdadera historia detrás del ‘Let it Be’, que debió llamarse ‘Get Back’.

Volver

COMPARTIR
Sentí la música
Play Cover Track Title
Track Authors