0%

Double Fantasy: “El último regreso de John Lennon”


john lennon

En noviembre de 1980, John Lennon se reconcilió con la vida y la música, a través de su último álbum ‘Double Fantasy’, lanzado pocos días antes de su asesinato.

El mismo marcó el retorno de Lennon a los estudios de grabación luego de 5 años en la que se dedicó a la crianza de su segundo hijo, Sean.

‘Double Fantasy’ también significó el regreso a la composición de canciones junto a su esposa Yoko Ono, tras los dos últimos trabajos del ex Beatle, que se materializaron durante su “fin de semana perdido”, cuando la pareja estuvo separada por 18 meses.

Hablamos de los discos ‘Wall and Bridges’ de 1974 y la colección de covers ‘Rock N’ Roll’ de 1975, éste último trabajo había significado todo un estrés para John, quien se vio obligado a grabar nuevas versiones de clásicos del rock, para no ir a juicio con el empresario Morrison Levy.

Levy había demandado al músico por una supuesta infracción de derechos de autor en la canción de The Beatles “Come Together”, que tomó inspiración en la melodía de “You Can’t Catch Me” de Chuck Berry, que era de su propiedad.

Como parte del acuerdo, Lennon tenía que incluir tres canciones del catálogo de Levy en su siguiente álbum y para sorpresa del ex Beatle, encontró varias de sus canciones favoritas, por lo que decidió hacer todo un álbum.

Phil Spector y John Lennon

El músico británico pidió los servicios de su viejo amigo y colaborador, el productor Phil Spector, con quien ya trabajó en ‘Imagine’ (1972), por lo que este disco, en teoría, iba a ser muy fácil de grabar, ya que se trataban de canciones con las que ambos crecieron y no había ningún secreto.

Pero, el proceso de grabación fue caótico, con Lennon y Spector sumergidos en el alcohol, con muchas diferencias, maltratos y largas sesiones de grabación por las noches.

Existe una anécdota en la que Spector, furioso con sus músicos, realizó unos disparos con arma de fuego al techo del estudio y Lennon le dijo: “Phil, si quieres dispararme, hazlo, pero no me dejes sordo, necesito mis oídos”.

(Escena recreada por Al Pacino en la película ‘Phil Spector’ del 2013).

Durante las sesiones en Los Ángeles, Spector desapareció con las cintas de grabación y posteriormente se vio involucrado en un accidente automovilístico, dañando las pistas del disco.

Sin el productor y con muchas canciones originales en mente, John comenzó las sesiones de lo que sería ‘Walls and Bridges’, con los mismos músicos de Spector, pero ya en New York y estando él a la cabeza de la producción.

Finalmente ‘Walls and Bridges’ salió primero en 1974, con una sola canción propiedad de Levy, quien volvió a presionarlo para que se publique el álbum ‘Rock ‘n’ Roll’, que salió recién al año siguiente, tras un acuerdo económico entre Phil y Capitol Records, quienes le pagaron 90.000 dólares.

Lennon contó también que durante el secuestro de las cintas de ‘Rock N’ Roll’ por Spector, éste lo llamó una noche y le dijo: “John, el Gobierno rodeó mi casa, hay helicópteros volando alrededor, todo esto porque tengo las cintas de Watergate“, a lo que John le respondió: “Ok Phil, ¿y qué hay de nuestras cintas?”. 

John estaba sin su amada esposa, sin un rumbo artístico claro, con una demanda millonaria y un álbum secuestrado por su excéntrico productor. Atravesaba un periodo oscuro al que llamó “The Lost Weekend”, hasta que nuevamente retornó a los brazos de Yoko y tuvieron un hijo producto de esa reconciliación.

Alejado de los escenarios y los estudios de grabación por 5 años, la estrella estaba lista para volver a brillar, luego de escuchar “Rock Lobster” de los B-52’s y a otras bandas de la emergente escena new wave, como The Pretenders, Blondie y Madness.

Eso hizo que Lennon comience a escribir nueva música y el resultado se vio en ‘Double Fantasy’, su última declaración en conjunto con Yoko. El disco fue producido por Jack Douglas y grabado en The Hit Factory en New York.

El mismo cuenta con notables influencias del new wave, sobre todo en las canciones que Yoko canta y que se intercalan en el tracklist que incluye los ya clásicos: “(Just Like) Starting Over”, “I’m Losing You”, “Watching the Wheels” y “Woman”.

Pero también fue un álbum familiar, que celebra el triunfo de su matrimonio que se encontraba mejor que nunca y la prueba de ese amor se refleja en el tema “Beautiful Boy”, dedicado al pequeño Sean.

El disco salió un 17 de noviembre de 1980 y al principio fue difícil de digerir para la crítica, y para el público en general, ya que la pareja se había tomado la libertad creativa, gracias al empresario David Geffen, propietario de Geffen Records, quien los firmó sin condicionamientos, a diferencia de otras compañías que no querían las canciones de Yoko.

Con este álbum, Lennon se reconcilió con Yoko, con el mundo y consigo mismo, tras haber sido la estrella juvenil más importante de la historia con su ex banda, tras haber militado públicamente contra la Guerra de Vietnam, hecho que le valió varios intentos de deportación de parte del gobierno de Richard Nixon a inicios de los setentas, y tras haber tocado fondo en 1975.

‘Double Fantasy’ fue su último testamento musical, y muestra lo feliz y protegido que se sentía John Lennon, unas semanas antes de su cobarde asesinato, un 8 de diciembre de 1980.

LEA TAMBIÉN: 10 MOMENTOS EN LA VIDA DE JOHN LENNON.

#Lennon80: 10 momentos en la vida de John Lennon

Volver

COMPARTIR
Sentí la música
Play Cover Track Title
Track Authors