0%

10 discos que cumplirán 20 años en 2022


10

Repasamos una lista de 10 álbumes que marcaron los primeros años del nuevo milenio y que celebrarán su vigésimo aniversario en 2022.

Entre los más destacados se encuentran importantes placas debut de artistas solistas como Avril Lavigne o aquellos que se lanzaron en solitario, como el ex N’Sync, Justin Timberlake.

Por su parte, las bandas revelación de ese año 2002, sin dudas, fueron agrupaciones de indie rock como: The Vines, The Libertines e Interpol.

También encontraremos discos de músicos que sobrevivieron a los noventa y formaron supergrupos, como fue el caso de Audioslave.

Luego tenemos grandes bandas que comenzaron a consolidarse con su segundo material, como fue el caso de Coldplay y Queens of the Stone Age.

1- Eminem – The Eminem Show 

Tras el multipremiado álbum, ‘The Marshall Mathers LP’ del 2000, el rapero blanco de Detroit volvía a la carga con su sátira mediática, a través de videos de temas como «Without Me» y también mostraba sus miserias, con letras más oscuras y personales, como en «Cleanin’ Out My Closet».

Otras canciones que se destacan de este material fueron: «Till I Collapse’ o  ‘Sing for the Moment’, que tomó el coro de «Dream On» de Aerosmith.

Pero uno de los temas más controversiales fue «White America», donde Eminem rapea contra el ex presidente de los EE.UU, el republicano de George W. Bush, quien planeaba invadir Irak, tras los atentados del 9/11.

2 – Justin Timberlake – Justified. 

En el año 2002, JT daba su primer paso en solitario, tras su rotundo éxito junto a sus compañeros de de N’Sync, donde él siempre se destacó más que el resto.

Para pulir su talento y engrosar su figura como cantante y performer, Timberlake contó con la ayuda de los mejores productores de ese momento: Timbaland y Pharrell Williams.

Junto a ellos logró publicar un material más que formidable, en la que el R&B y el funk se sumaron a su característico pop bailable.

Con este disco, la imagen de tierno boyband de Justin descansó para siempre y se convirtió en un respetado artista para la crítica y el público en general.

3- Avril Lavigne – Let Go.

En pleno auge del género pop punk, a cargo de bandas masculinas como Green Day, Blink 182, The Offsprings o Jimmy Eat World, desde Canadá hizo su aparición Avril Lavigne, una adolescente dispuesta a convertirse en la «Princesa del Punk», con su primer sencillo: «Complicated».

El mismo traía un videoclip que sirvió como quiebre y modelo para el nuevo look de las jóvenes de ese entonces, que veían en Lavigne una alternativa a la figura femenina que vendía el pop comercial, a través de Britney Spears o Christina Aguilera.

Justo con ella, se vino una invasión canadiense a los charts norteamericanos, con grupos como: Nickelback, Sum 41 y Simple Plan.

Su álbum debut contaba con canciones que fueron escritas por la propia artista, lo que la diferenciaba aún más de sus colegas.

4- Audioslave –  Audioslave

¿Qué sucede cuando uno de los mejores cantantes de rock de los noventas, se une a uno de los mejores músicos de rock de esa década? Sale un supergrupo como Audioslave.

Este combo estaba formado por los ex integrantes de Rage Against the Machine, cuyo cantante Zach de la Rocha, abandonó el grupo en 2001.

Sus integrantes restantes, partiendo del guitarrista Tom Morello, fueron en busca de Chris Cornell, líder de Soundgarden, quienes no se encontraban activos desde hacía unos años.

Estos grabaron un disco que lanzó verdaderos clásicos radiales como: «Like A Stone» y «Show me how you live».

5- The Libertines – Up The Bracket. 

En 2002, el Reino Unido debía presentar una respuesta urgente a la nueva oleada de bandas indie rock de los Estados Unidos.

Las listas británicas no se iban a permitir otra «fiebre grunge», que despojó a los jóvenes ingleses de su identidad en los noventas, hasta la aparición del Britpop.

La contraofensiva inglesa se apoyó en un dúo de jóvenes compositores llamados Carl Barat y Pete Doherty, quienes lideraban The Libertines.

Los mismos contaban con influencias del sonido local, que iban desde The Jam, The Kinks y The Clash, cuyo guitarrista, Mick Jones, fue el productor de su primer álbum.

‘Up the Bracket’ inspiró a otros jóvenes ingleses, que abrazaban el indie rock de The Strokes, para formar bandas con letras a imagen y semejanza de la realidad de sus barrios, como los Arctic Monkeys o Kaiser Chiefs.

6 – The Vines – Highly Evolved 

Desde australia, The Vines era una de las bandas más prometedoras del garage rock revival del siglo 21. Los mismos hasta eran catalogados como «los próximos Nirvana», por la intensidad de su cantante Craig Nicholls.

Su voz hacía recordar a la del fallecido Kurt Cobain, sobre todo en el sencillo más famoso de este álbum: «Get Free».

El grupo aparecía desde Oceanía junto con sus compatriotas de The Jet, para acompañar a la nueva ola garage norteamericana, pero The Vines tuvo que quedarse en el camino, antes de lanzar su segundo álbum de estudio.

Lo que sucedió fue que Nicholls, en 2004, reveló que padecía el síndrome de Asperger y tenía graves dificultades para la comunicación.

7- Queens of the Stone Age – Song for the Deaf. 

Luego de la experiencia en su anterior banda Kyuss, Josh Homme, por fin colocaba al stoner rock en el mainstream, junto con su banda Queens of the Stone.

El grupo presentaba su segundo álbum de estudio llamado ‘Song for the Deaf’, que contó con la participación de Dave Grohl en la batería, volviendo a ese lugar luego de su paso por Nirvana.

El mismo se encontraba distanciado de sus compañeros de Foo Fighters, y sorprendió a más de uno, cuando se lo vio en el video del sencillo más famoso de este álbum: «No One Knows».

A partir de este trabajo, los QOTSA se convirtieron en uno de los últimos actos rockeros más relevantes de los EE.UU.

8 – Coldplay – A Rush of Blood to the Head

Para su segundo material, los británicos de Coldplay buscaban ratificar su romance con el público yanki, tras su debut ‘Parachutes’.

Ellos, junto con Snow Patrol, Travis y Starsailor, estaban logrando lo que sus compatriotas de Oasis y Blur no lograron capitalizar, el tan preciado éxito en el mercado norteamericano.

Pero los liderados por Chris Martin fueron más allá y pasaron al frente de sus pares, al dejar de abrazar el sonido britpopero, para apuntar a los himnos de estadios y para toda la familia, en temas como: «In My Place», «The Scientist» y «Clocks».

A partir de eso, el grupo también apostó por el activismo filantrópico y encabezó numerosos festivales a favor de causas ambientalistas y humanitarias.

9 Interpol – Turn On The Bright Lights. 

Para el año 2002, se esperaba la salida del muy anticipado LP debut de Interpol, una de las mayores bandas de culto de la ciudad de New York de las últimas décadas.

Los mismos habían enamorado a la crítica con su primer EP homónimo y su siguiente material se encargó de revivir el oscuro sonido del post punk británico, pero siendo mucho más sofisticados e hipnóticos.

Temas como «PDA» o «Obstacle 1», no pierden vigencia, gracias al bajo de Carlos Dengler y las capas de guitarras a cargo del líder, Paul Banks.

El disco colocó a Interpol en un lugar indiscutido dentro los héroes del indie rock, ya que debido a su éxito, comenzaron a aparecer otros grupos con una propuesta parecida, como The Vaccines, The Editors y White Lies.

10 – Miranda! – Es Mentira.

El under porteño comenzaba a asomar su cabeza en la superficie de la masividad y el álbum debut de Miranda! fue clave para que una nueva dicha se torne popular.

La propuesta electro pop con letras de desamor tóxico mediante voces haciendo falsetes, hicieron de la propuesta algo completamente diferente a lo que los «oídos rockeros» del público sudamericano estaba acostumbrado.

Tras el éxito de ‘Jessico’ de los Babasónicos en 2001, un nuevo pop argentino comenzaba a surgir y con la bendición de Gustavo Cerati, los Miranda! lograron encabezar un nuevo movimiento que recordaba a la modernidad de Federico Moura y los Virus.

Con ellos aparecieron otras agrupaciones como Entre Ríos, Los Látigos, Capri y Nerdkids, quienes se encargaron de darle color y brillo a una Argentina que quería sobreponerse de una dura crisis económica.

El disco no se queda en el electropop, sino que también recorre ritmos como el drum and bass y el synth pop, en temas como «Agua», «Tu Juego» y «Imán» y «Bailarina».

Volver

COMPARTIR
Sentí la música
Play Cover Track Title
Track Authors